Reclamaciones

He sufrido daños en el transporte público

Diariamente nos desplazamos con medios púbicos de transporte. Nuestra posición legal es la de pasajeros puesto que el funcionamiento del medio, ya sea tren, autocar o metro, por ejemplo, no depende de nosotros. A la vez, si es un autobus o autocar deberá cumplir la normativa general de tráfico ya sea en ciudad o carretera, y si se trata de transporte ferroviario la normativa específica. Pero las circunstancias en que se te han ocasionado daños son diversas.

  • Tal vez estabas en un vagon del metro, sin posibilidad de sentarte, y te has caído. 
  • Ibas en autobús urbano y al frenar bruscamente te ha desestabilizado mientras caminabas hacia la puerta para salir en la siguiente parada.
  • Has cogido el autobús de primera hora de la mañana y cuando ya estabas en él no te has podido sentar, lo que ha provocado que te rompieras la pierna al cambiar bruscamente de velocidad y golpearte con el armarón metálico de un asiento.
  • El conductor ha cerrado las puertas mientras estabas subiendo y te ha causado lesiones al golpearte dichas puertas.
  • En fin, muchos son los riesgos, y no dependen de ti, sino del funcionamiento del servicio.
  • Cuando ocurre un percance parecido a los descritos no sabes que precauciones debes tomar para poder reclamar, y frecuentemente no estás en condiciones de pensarlo con calma.
  • Efectivamente lo primero es la salud y por tanto la atención médica, pero también debes considerar los perjuicios que te han causado y prepararte para una posible reclamación.

No serán pocas las preguntas que te hagas. La complejidad legal requiere que te asesores. Una buena gestión te ahorrará dinero y te facilitará encontrar las mejores opciones para ti.

Es criterio establecido por los Tribunales la que transcribimos en un caso como el que te afecta, en el sentido de que la leve imprudencia del conductor consistió en el cierre anticipado de la puerta que se encontraba más cerca al lugar donde él se encontraba, de forma descuidada, tratándose de un profesional que debe conocer la posibilidad de causar daño con dicha acción, siendo numerosos los casos en que así sucede, por lo que el grado de previsibilidad del accidente era lo suficientemente claro como para obligarle a adoptar las precauciones necesarias en evitación del mismo

Encontraremos el mejor camino. Recorrámoslo juntos.

Soluciones a tus problemas reales

Desde 1985 nuestro conocimiento y experiencia del derecho a tu servicio.

Si nos consultas, te ayudaremos a prevenir problemas.
Si te atacan, te defenderemos.
Si te molestan, ejerceremos juntos tus derechos.
En todo lo que te afecta como persona.

Cartagena, 243, 5º 6ª,
08025 Barcelona

+ Sobre nosotros

Cuentanos tu caso y te asesoramos

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por email o, si lo prefieres, al 934 52 14 50

He leído y acepto la política de privacidad